Por la Ruta de la Seda: bordeando el desierto del Taklamakán por el ramal norte

De Kashgar a Turpan y Dunhuang.


Mientras me pregunto si las 30 inacabables horas de recorrido por el tramo norte de la Ruta de la Seda serán suficientes para dejar atrás el desierto infinito de piedra y roca, el tren comienza a detenerse. Las puertas se abren, pesadas, dejando entrever una estación aún adormecida. Me apeo del tren y ando lentamente bajo la protección de un porche metálico de nueva construcción. En unos minutos, el ambiente grisáceo de la estación se llena de gente que corre a ríos en una única dirección. El bochorno me hace sudar espalda abajo y el gentío me empuja hacia la salida. De repente, el universo se vuelve naranja, como si lo viera a través de un filtro de la cámara. La tierra es naranja, el cielo naranja, el aire que respiro, naranja. La inmensidad del desierto del Taklamakán cae sobre mi, implacable, golpeándome en la cara, aturdiéndome, ahogándome con su aliento caliente.


Treinta horas de monótona ruta han dejado atrás el Uiguristan, las plegarias a Alá y los kebabs, para dar paso a una población han que engalana las tiendas con colorines y luces de neón, reza al dinero y come arroz salteado.


Pero el Taklamakan, el más temido de los desiertos para los viajeros de la Ruta de la Seda, permanece aquí, en el punto donde se reencuentran los ramales norte y sur, imperturbable.



Fotografia: Imagen del desierto del Taklamakan, extraída de www.virginmedia.com


3 comentarios:

Manuel Jesús Salguero Carvajal dijo...

Seguiré esta ruta...por ahora desde casa. Un saludo

Norber dijo...

Hola Núria,
Acabo de descubrir tu blog. Es realmente interesante y profundo. Como pocos. Soy también seguidor de Ältair, que me parece la mejor revista de viajes en español. Te felicito por haber publicado allí.
Me hago tu seguidor y pongo un link a tu blog en el mío.
Te invito a visitarme.
Gracias por compartir.
Un gran abrazo desde Argentina.
Norber.
www.viajeroliterario.blogspot.com

GusPlanet dijo...

Hola Núria: muy bueno como siempre tú relato y gracias por compartir tan bellos lugares con nosotros.
Me alegra que hayas puesto el dato de los 'exploradores' europeos, siempre dije que TODOS los grandes museos no se nutren de 'donaciones voluntarias' de los involucrados ... y los grandes, como el Louvre, el British, el Metropolitan están llenos del expolio del mundo. Al menos el British es gratuito ...

Un abrazo desde una aún muy soleada París !